Dolphin skin: tendencia de piel luminosa

Definitivamente, de todas las nuevas tendencias que han surgido en los últimos años, la Dolphin skin es una de nuestras favoritas.

Nos la pasamos probando tendencias, técnicas y productos para lograr que nuestra piel refleje un cierto tipo de brillo que nos indica que es una piel saludable, hidratadas y en buen estado. ¡Y esto lo conseguiremos gracias a la Dolphin Skin!

¿De dónde surge?

Esta tendencia fue creada por la makeup artist Mary Phillips, embajadora de la marca Iconic London y que trabaja para celebs como JLo, Hailey Bieber, Kendall Jenner y Kim Kardashian. Pero ella no fue quien la bautizó con este nombre de “Piel de delfín”, pues se enteró por medio de las redes sociales que así le nombraban a esta tendencia.

¿En qué consiste?

Representa cómo debería de verse tu piel en el instante en que sales del agua, por ejemplo de una alberca. Un poco como la piel de los delfines: brillosa, tersa, luminosa y fresca. Y aunque la puedes lograr con un buen iluminador y una aplicación correcta de tus productos de belleza capa sobre capa, tienes que saber que gran parte de este logro también viene de un correcto cuidado de la piel.


¿Cómo se logra?

Como en cualquier maquillaje, la preparación es clave. Exfolia, aplica una mascarilla hidratante, y continúa con tu rutina de belleza concentrándote en la hidratación máxima de la piel capa tras capa. Puedes terminar con un protector solar en crema un poco más espeso de lo normal. Usa polvo traslúcido para las zonas que no quieres que brillen.

Para el maquillaje, aplica tu base como normalmente lo haces, de preferencia con una base líquida o cremosa.

TIP: La experta en la tendencia, Phillips, indica que cada producto que se pone debe de hacerse capa tras capa, para lograr crear el efecto de dimensión y profundidad.

Ahora sí, la clave está en el iluminador: aplícalo en los lugares estratégicos: en el puente de la nariz, debajo de las cejas, pómulos, en el inicio del ojo y mentón. Evita ponerlo en la frente o alrededor de tu nariz. Para eliminar errores, puedes aplicar un poco de corrector.

Agrega un tono durazno o rosa claro para las mejillas y sobre este, recuerda iluminar “todo lo que naturalmente reflejaría el sol”.

Complemente con un bálsamo labial que te de brillo e hidratación a los labios, sin caer en el glossy que hace el efecto pegajoso.

El objetivo es lograr que se vea tan suave y humectada, que parezca que así es tu piel con solo lavarla, cuando en realidad sí debes dedicar un poco de tiempo y esfuerzo para lograr este look con ayuda de tu maquillaje.

Ten cuidado con los iluminadores en polvo muy sueltos, pues podrían caer en otras áreas de tu rostro y terminar ilumando absolutamente todo.