Skin Fasting: El detox que tu piel necesita

Cuando hablamos de cuidado de la piel, hablamos también de muchísimas tendencias de skincare que se ponen en práctica con un mismo objetivo: conseguir una mejor piel. Hoy en día existe una tendencia japonesa llamada Skin Fasting o también conocida como “Ayuno de piel”, que busca darle a tu rostro un descanso y dejar que restablezca sus niveles naturalmente, obteniendo como resultado (en la mayoría de los casos) piel más bonita.

La empresa japonesa que popularizó esta técnica alrededor del año 2011 fue Mirai Clinical, quien en su estudio aseguró que “los Japoneses han estudiado la regeneración de la piel mensualmente y probaron que el ‘skin fasting’ mejora la condición de tu piel y [desintoxica] las impurezas del cutis”.

¿Qué es el skin fasting?

El skin fasting consiste en eliminar, o minimizar temporalmente, el uso de productos de cuidado de la piel, para darle un descanso al rostro y conseguir que se restablezca naturalmente.

Parte de la primicia de que la piel tiene sus propios mecanismos de hidratación y sanación que se van perdiendo con el uso (y abuso) constante de productos externos.

Una de las ventajas de este tipo de detox, es que hace que tu cutis vuelva a su estado natural y se promueva la renovación de células por cuenta propia. De esta forma recupera la capacidad de restaurarse, autohidratarse y desintoxicarse sin necesidad de productos.

Este proceso también te sirve para darte cuenta qué tan saludable está tu piel y qué productos son los que realmente necesita. Por ejemplo, si está lo suficientemente hidratada, o si hay un producto en específico que detectas que tu piel requiere. O por el contrario, si debes dejar de usar uno que no te funcione o simplemente no te guste.

¿Cómo puedo hacerlo?

Cómo cualquier hábito, debes hacerlo paulatinamente. Si quieres aprovechar el confinamiento y ponerlo a prueba en tu rutina de belleza, los expertos recomiendan dejar de usar los productos, tanto cosméticos como de skincare, poco a poco hasta que los suspendas todos. Empieza por los menos indispensables y deja para el final los que consideras fundamentales.

Recuerda que hay un par de productos que si debes usar sin importar el régimen de cuidado de la piel que lleves. El primero es el protector solar. Lee el artículo: ¿Realmente necesito usar protector solar en interiores? Y el segundo, es si llevas un tratamiento específico para ti, como tratamiento para el acné, manchas, y otros, pues suspenderlos podría ser contraproducente.

Entonces, no debes dejar de lavar tu rostro por las noches y por las mañanas. En el día, aplica el protector solar. Si no usas ningún tratamiento, por las noches puedes aplicar muy poca crema hidratante o nada.

¿por Cuánto tiempo debo hacer skin fasting?

Puedes tomarte de 1 a 2 semanas en el proceso para dejar de usar tus productos. Una vez que los suspendes por completo (excepto el protector solar), entonces dale a tu piel de dos a tres semanas para que se adapte a esta nueva condición y comience su regeneración. Puede que los primeros días sientas resequedad, pero después empezarás a notar los efectos.

Para volver a usar los productos paulatinamente, empieza por los que consideras fundamentales. Te recomendamos empezar por el suero, el tónico y la crema hidratante. Continúa con la crema de ojos, mascarillas, esencia, exfoliante y mascarilla nocturna u otros productos que te funcionen dependiendo de las necesidades de tu piel.