Belleza coreana vs. belleza japonesa

Cuando no tenemos mucha experiencia o conocimientos sobre la belleza asiática, es difícil identificar cuáles son las prácticas y rutinas características de cada una, pero sin duda, lo que podemos, y debemos hacer, es tomar las mejores de los dos mundos y combinarlas para crear una que vaya en perfecta armonía con nuestra piel y nuestras necesidades.

Repasemos las características principales de cada una para que podamos entenderlas e identificarlas.

kozue_skincare

Similitudes

  • Ambas cosméticas buscan la piel blanca y sin imperfecciones. Entre más blanca sea la piel, mejor cuidados aparenta tener.
  • La limpieza es uno de los aspectos más importantes de ambas cosméticas, por lo que sus rutinas de cuidado de la piel comienzan con doble limpieza, así logran eliminar imperfecciones y que los demás productos de la rutina cumplan bien su función.
  • Un aspecto importante es que la piel no debe tocar el sol por ningún motivo. Además de utilizar protección solar alta, utilizan todo tipo de accesorios para protegerse del sol, como sombrillas.
  • El uso de mascarillas hidratantes es básico en ambas rutinas de belleza, que sirven para darle un empujón de hidratación extra a la piel.

Diferencias

  • La rutina de belleza coreana lleva 10 pasos, enfocándose en la capa sobre capa de los productos. La rutina japonesa, reduce todos estos pasos a 5, asegurando lograr los mismos efectos de cuidado.
  • Pese a que la rutina japonesa tiene menos pasos y productos en su aplicación, también incorpora masajes y la técnica con la que se aplican estos productos es relevante.
  • Mientras que la rutina coreana busca corregir algunas imperfecciones, como las arrugas. La belleza japonesa se enfoca en prevenir.
  • Reafirmando el punto anterior, los productos de cosmética coreana buscan agudizar la hidratación y protección.
  • Los efectos que la belleza coreana busca son casi inmediatos, mientras que la J-Beauty cree que todo se hace pensando en el largo plazo.
  • Ambas incluyen ingredientes naturales propios de sus mismas tradiciones y cultura, pero la belleza japonesa utiliza la tecnología a su favor con fórmulas innovadoras, pero surgen de componentes clásicos como té verde, aceite de camelia y de arroz.
Getty Images

Si te apasiona el mundo de la belleza y cuidado de la piel, podrías probar ambas rutinas por un tiempo para identificar cuál es la que mejor te funciona, y después de esto, una buena idea es tomar lo mejor de cada una de las rutinas y aplicarlas dependiendo de las necesidades de tu piel. El mundo asiático tiene mucho que ofrecer en nuestra vida actual, pero definitivamente la cosmética es uno de sus puntos fuertes y debemos aprovechar.