¿Realmente necesito usar protector solar en interiores?

Con muchos de nosotros trabajando desde casa, seguramente te has preguntado ¿debería poner un filtro en mi próxima junta en zoom?, ¿me visto o trabajo en pijamas todos los días? ¿Y si trabajo en ropa interior? ¿me sujeto el cabello para que no se vea sucio?

Seguramente no se te ha ocurrido preguntarte: ¿necesito usar protector solar en casa?

Si me sigues desde hace mucho, sabes que no paro de recordarte que debes usar si o si protector solar en cualquier momento y lugar, pero ahora te voy a explicar a mayor profundidad el porque debes usarlo en interiores.

Espero que te estés preguntando en este momento ¿Debo usar protector solar en casa?, Mi respuesta es: ¡Si, debes usarlo!

¿Por qué?, me encantaría darte una respuesta corta, pero necesito explicarte algunos conceptos, así que empecemos por el principio, hay dos tipos de rayos solares dañinos, los Rayos largos UVA y los cortos UVB, la mayoría de las ventanas filtran los rayos UVB por lo que si trabajas cerca de una ventana no te vas a exponer tanto a los rayos UVB.

Los rayos UVA son los mas peligrosos para tu piel, van eliminando poco a poco el colágeno, lo que causa el fotoenvejecimiento, que son esas manchas oscuras y arrugas que se ven en tu piel, además del riesgo de cáncer.

Sin embargo, pasarte todo el día frente a la computadora trabajando, en juntas o solo por diversión, tampoco es algo bueno para tu piel, así que protegerte de esta luz azul no está de más.

La luz azul no tiene rayos UVA o UVB, este tipo de luz es de onda corta y alta energía, la encuentras en dispositivos LED como computadoras, celulares, televisores, tabletas y fluorescencias. La luz azul no solo perjudica tu piel sino también tu sueño (pero eso es otra historia) ya que está comprobado científicamente que demasiada exposición a la luz azul puede afectar tu ciclo de sueño, ya que suprime la producción de melatonina, que es la hormona que nos ayuda a dormir.

Getty images

Si te quieres poner algo mas científica, las longitudes de onda de los rayos UVA y UVB van desde 280 nm a 400 nm (nm=nanómetro medida de longitud de ondas) y las longitudes de la luz azul es 380 nm a 500 nm. Esto quiere decir que en la escala de radiación la luz azul parece ser menos dañina, pero no te dejes engañar, el problema real que hay con esta luz es que la ponemos mas cerca de nuestra piel, por lo tanto, penetra mas y acelera algunos signos de fotoenvejecimiento.

Hay estudios que revelaron que los millenials revisan su celular mas de 153 veces al día, para que me comprendas mejor, tu no vas al espacio exterior y pones tu cara frente al sol, pero si vas y usas el celular varias veces al día a una distancia menor medio metro. Que no te extrañe que tu piel se vea opaca, cansada y con una que otra mancha.

En otras palabras, pasarte unas 8 horas trabajando en tu computara equivalen a exponerte al sol durante 20 minutos a las 12 pm., provocando que la luz azul penetre en tu dermis que es donde se produce el colágeno y la elastina, esenciales para prevenir el envejecimiento y perdida de elasticidad.

No hay productos en el mercado que sean específicos para tratar la piel por ondas de luz azul, sin embargo, cada vez más dermatólogos hacen estudios de cómo reducir los efectos de esta luz en la piel. Y aquí es donde entran los protectores solares de alto espectro que protegen tu piel de los rayos UVA y UVB, también se recomiendo protectores solares con filtros minerales como oxido de zinc que ayudara a bloquear la luz azul, una muy buena opción es I’m Medi.

Ahora que ya sabes cómo afecta la luz a tu piel, sin hablar de los ojos y el sueño, protégete de ella utilizando protector solar y cambiando la luz de tus dispositivos de azul a amarilla (modo nocturno).